La ejecución, “meeting point” entre idea y capital.

cursohabilidadestrabajoenequipo Cuantas veces nos encontramos con una idea cuyo plan de negocio proyecta buenas expectativas, incluso se presenta como una oportunidad que puede innovar disruptivamente en un nicho de mercado concreto. Una buena idea rompedora, una oportunidad…. Sí, pero…, ¿y el dinero? Aquí es donde a veces aparece aquello de Idea Vs. Capital. Yo apostaría por idea + capital, sin olvidar que una vez superado eso, el equipo y el compromiso multiplican, o dividen. Son determinantes.

Precisamos de buenas ideas innovadoras que puedan llevarse a la práctica. No hay que dejarse llevar por ese entusiasmo inicial emprendedor, a veces un poco desproporcionado. Ni tampoco por aquello más pesimista de, pero si esto parecido ya lo hacen otros, o bien, si ahora ya va funcionando, para que cambiar, para que innovar. El cambio llega, guste o no guste. Las oportunidades aparecen, pueden pasar, pero vuelven a aparecer. Vivimos en un mundo de transformación -menos mal- donde las buenas ideas disruptivas llegan para no irse, en todo caso para volver a cambiar. El cambio está ahí y las buenas ideas precisan financiación. También es verdad que el dinero, como tal, suele ser de lo más conservador, especialmente cuando llega el momento de sacarlo del bolsillo. ¿A quién no le da miedo perder su dinero?

¿De qué te sirve el 100% de TU IDEA sin la financiación necesaria para hacerla realidad?. Algunos promotores se posicionan pidiendo muchos euros por un poco del porcentaje de lo que consideran MI IDEA!, pero sí es MI IDEA!, ya, ya…, pero de momento es solo una IDEA y hay que transformarla en realidad. Por otro lado, a veces se da el caso de que algún perfil de inversor (aún estando interesado en participar) puede actuar de entrada con aquello de: ES MI DINERO!. Sin DINERO no pueden tirar pa’lante. Se producen unos tiras y aflojas, con abrazos emotivos al porcentaje, que retardan excesivamente el arranque del proyecto empresarial (y eso que ambas partes están interesadas). Ahora toca enfriar un poco, ahora es que viene semana santa, ahora es que viene el puente de primeros de mayo, luego San Isidro, Sant Joan,,… y como en este país cualquier momento es idóneo para dilatar algo, pues ya estamos en agosto…, así que lo retomamos en septiembre. Esto lo he vivido en primera persona aun existiendo un claro y real interés,. Tardamos 6 meses para cerrar la operación en términos muy similares a los planteados en el inicio. Menos mal que en nuestro caso no nos afectaban las elecciones.

Si realmente existe la voluntad de querer firmar un acuerdo, lo único que se consigue con tanta dilación es perjudicar al proyecto empresarial cuya ventana de oportunidad no va a estar siempre abierta esperándonos. Existen fórmulas para encontrar con celeridad el equilibrio en capital sin comprometer en tiempo y forma lo importante. Pensemos en la ejecución como solución.

¿De qué sirve la financiación sin una buena ejecución del proyecto empresarial? Una idea es necesaria, la financiación también, pero el dinero se agotará muy rápido si no se ejecuta bien la idea. Un buen equipo, talentoso, ilusionado, comprometido y que ejecute bien, es condición indispensable. Hay que entenderse y asegurarse desde el inicio que todos vamos en la misma dirección.

¿Por qué no iniciarse con menos porcentaje en capital para acrecer a medida que se van consiguiendo los objetivos empresariales que generan valor para TODOS? Si los promotores y los inversores creen firmemente en EL PROYECTO -olvidándose, claro está,  de aquello de MI IDEA, MI DINERO- apostaría por no abrazarse al porcentaje para practicar esgrima. El verdadero éxito radica en una buena ejecución! Existen diferentes métodos objetivos para asociar el cumplimiento de ciertos hitos a ir acreciendo en capital, por lo que no debería ser un obstáculo. Ganamos TODOS.

Para conseguir esos hitos toca afinar con el mejor equipo posible. Esto a veces puede significar que el ideólogo o unos de los ideólogos -ojo al dato- quizás tenga que dejar paso en algún momento. Yo no supe echarme a un lado en un momento concreto de mi vida profesional y me equivoqué. Eso no resulta fácil de gestionar. Vuelve a salir el erróneo componente emocional. Se cambia lo de es MI IDEA por lo de: ES QUE SOY EL PADRE DE LA IDEA!. Se agradece un buen coaching para estos casos.

Una visión holística ayuda muchísimo. El éxito del proyecto empresarial es bueno para TODOS!. Hablamos de un proyecto compartido entre promotores, gestores, socios capitalistas,… y esto precisa ser observado desde un punto de vista funcional, a partir de todas sus partes e interrelacionándolas unas con otras como un todo. Hablamos de un proyecto integral, abierto, incluyente y no excluyente. No desamparemos el proyecto empresarial permitiendo que los intereses de una parte comprometan los de TODOS. Los socios fundadores y capitalistas deben asegurar su compromiso con el proyecto por encima de intereses más personales o parciales. Cuando alguien torpedea el proyecto por cuestiones de ego o intereses de parte, no debe temblar el pulso para tomar decisiones. Si quién torpedea sigue anteponiendo su interés a los del proyecto, lo mejor sería que saliese, pero si no es posible, salirse uno es una buena opción. Quedarse en esas condiciones pinta muy mal. Otra cosa es que para salir alguien debería entrar y, desgraciadamente, en esas condiciones puede resultar muyyyyyyy difícil encontrar un comprador que sustituya tu sufrimiento. En ese caso, lamentablemente, tocará resignarse al ABRAZO DEL OSO. Separase de un socio con el que existen importantes divergencias es casi una utopía.

Hagamos las cosas bien desde el principio: Conciliemos los intereses del equipo promotor con el de los inversores que confían su dinero en el proyecto, constituyamos un buen equipo gestor y garanticemos el compromiso de TODOS los implicados con el proyecto empresarial.

Acerca de Juanma Villanueva

Soy emprendedor por naturaleza. Obtuve mi primera plaza de funcionario en 1985 pero ya en esa época y con tan solo 21 años sabía que mi sitio no era ser funcionario. En 1990 con 26 años constituí mi primera empresa de formación tecnológica y desde entonces no he dejado de buscar el siguiente paso, investigar, innovar, buscar la mejora continua como parte del proceso... . En 1997, ya con dos hijas y la responsabilidad de tirar una familia adelante, decidí seguir mi vocación al 100% convencido que en la combinación de conocimiento e ilusión había mucho abono para el éxito. Abandoné mi plaza en la administración pública para volcarme en participar y ayudar a construir empresas de base tecnológica en sectores de fuerte impacto social. Este camino, lleno de algún éxito y también de algún fracaso, me llevó finalmente a co-fundar la compañía Pedagogía interactiva. Un proyecto innovador de alto potencial de crecimiento que abrió cierto camino en el mundo de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación y que después de 10 años acabó enroscándose al revés y escindiéndose recientemente. Me gusta ayudar a construir más que gestionar y defiendo con determinación que debemos humanizar la tecnología para que este al servicio de las personas y proyectos, no al revés (todo un reto). Emprender con ilusión, saber rodearse de buenas personas y de profesionales mejores que tú, abonar la perseverancia, confiar y apoyar es la clave, huir de las zonas de confort y no dejar de pensar en qué podemos mejorar. Todo ello es fantástico. Al final, emprender es un camino y un fracaso es una oportunidad si lo leemos bien. No hay que dejar de aprender e intentarlo.
Imagen | Esta entrada fue publicada en La aventura de emprender y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s